... es sonreír lo que nos hace felices!

Escrito por cuidando-comunicacion 31-10-2010 en General. Comentarios (1)

 

 

La sonrisa... ese marcador de cordialidad, de calidez, tan necesario unas habilidades sociales de calidad, para sentirnos bien con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea ... Como dice el sabio Ibrahim, personaje que interpreta Omar Sharif en El señor Ibrahim y las flores del Corán «No es la felicidad lo que nos hace sonreír, es la sonrisa la que nos hace felices»1.

Pero, ¿hasta qué punto esta afirmación sobre la sonrisa se queda en una ocurrencia resultona de guión cinematográfico? ¿No podría ocultar algún poso de evidencia científica?

Richard Wiseman, investigador y profesor en psicología de la Universidad de Hertfordshire, en el Reino Unido, en una entrevista con Eduard Punset afirma: «En la vida cotidiana, cuando nos sentimos felices, sonreímos, pero lo opuesto también es cierto, y hay muchos estudios que lo demuestran. Cuando te obligas a sonreír, eso te anima, te hace sentir más feliz»2. Hasta ahora, habíamos reflexionado en el blog y en el curso sobre cómo nuestros pensamientos podían influir en nuestros sentimientos y éstos en nuestra conducta, pero nunca recorrimos el camino pensamientos-emociones-acciones en sentido inverso, como en este ejemplo.

 

¿Y si al interruptor de estados de ánimo positivos, que es nuestra sonrisa, le siguiera nuestra risa? Pues seguiríamos sin perder el tiempo porque, como afirma Daniel Goleman, en su mayor best-seller hasta el momento, «Una forma de ayudar a alguien a resolver un problema consiste en contarle un chiste. La risa (…) parece ampliar la perspectiva y, de ese modo, ayuda a la gente a pensar con más amplitud y a asociar con mayor libertad, advirtiendo relaciones que, de otra manera, podrían pasar inadvertidas, una habilidad importante, no sólo para la creatividad sino también para el reconocimiento de las relaciones complejas y la previsión de las consecuencias de una determinada decisión»3. (Bien, ahora me siento obligado a escribir un chiste, pero eso os lo dejo a vosotros ¿vale?)

 

Por todo ello, y como nos recomienda Miguel Hernández en el soneto de la siguiente entrada: «Sonriamos. Doremos la luz de cada día.»

 

1. Dupeyron F. (2003) Monsieur Ibrahim et les fleurs du Coran.

2. Redes. (2009) Mejora tu vida con ciencia. Smart Planet.

3. Goleman D (1996) Inteligencia emocional. Círculo de Lectores. 1ª Edición