Cuidando la Comunicación

Buen carácter, buena comunicación


Definitivamente, si seguimos las indicaciones de José A. Marina con respecto a lo que puede constituir un buen carácter, tenerlo y cultivarlo (porque puede venir de serie o no) beneficia la comunicación:
Seguridad frente a inseguridad
Valentía frente a miedo
Optimismo frente a pesimismo
Autoestima frente a autodesprecio
Actividad frente a pasividad
 Alegría frente a tristeza
Ánimo frente a depresión
 Sociabilidad frente a insociabilidad
Empatía frente a autismo afectivo
Compasión frente a inhumanidad
Estabilidad emocional frente a inestabilidad
Resistencia frente a vulnerabilidad

Fuente: Marina JA. (2011) El cerebro infantil: la gran oportunidad. Ariel (1ª Edición).

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: