Cuidando la Comunicación

Poesía, emociones y comunicación en el blog VI

 

Fuente: Chivite E, Blancart M. (2008) Sharaija murió con trece años. la bella varsovia. 1ª Edición

 

 

(…) Sharaija tenía la manía de marcar las risas

atrapadas en los espejos con las uñas,

mojándolas en polvo de hada… Incluso en

ocasiones las fijaba como con laca a saliva

y lágrimas, para siempre, y así las personas

que se miran se ven alegres o tristes según

lo pintado. Ninguno entendíamos con

propiedad las impresiones que Shara tenía

a través de los espejo, las aguas límpidas,

destellos, reflejos o ventanas, pero a todos

nos hacía recordar un sueño, o traía una

imagen que era algo inexpresable por pala-

bras a la mente.

 

Sharaija juega a esconder mis medias horas

al fondo del armario; el tiempo que me

roba le sirve para cobrar forma fuera del

espejo… Tiene entonces la manía de pasear

por los tejados para espiarme (cada vez

que lo hace crezco la media hora que me

quita en un segundo).

 

Si no quiero que me siga por los celos que

le dan al verme jugar con otras niñas, llevo

en el bolsillo un cristal que dejo caer al

estanque;  y se la ve corretear en pos de él

entre reflejos, con las manos abiertas, aca-

riciando las ondas y las corrientes, como a

una sirena. (…)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: