Cuidando la Comunicación

"¡Yo es que soy muy sincero!"

 

¿Hasta qué punto la afirmación del título no llega a ser en muchas ocasiones una forma de legitimar nuestra rudeza, nuestra falta de consideración al otro e, incluso, la justificación de una actitud intimidadora por nuestra parte?

Según Borrell (2004. Cómo trabajar en equipo. Gestión 2000.com. 1ª Edición), el perfil intimidador se caracteriza por “infundir miedo o cercenar la autoestima de colaboradores o subalternos con la finalidad de ganar en influencia. Las personas que establecen este tipo de relación pueden hacerlo por varios motivos:

      • Por lo general son individuos que han aprendido a relacionarse de esta manera, y creen en las ventajas de este estilo.
      • Otras veces el intimidador manifiesta con su conducta un resentimiento (p.e. tener en su día responsabilidades y ser apartado de ellas)
      • También puede ser utilizado por un subalterno para mantener a raya a los jefes (sólo cuando esté muy seguro de no ser despedido.
      • Finalmente puede poner de manifiesto un problema de personalidad (p.e. una tendencia sádica o una agresividad excesiva)”

¿Cuál puede ser la manera de actuar ante esta actitud, dentro de los márgenes de una comunicación inteligente y saludable?

Paralelamente, a veces parece que el concepto de asertividad no llega a ser bien entendido:

En una papelería hay dos señoras esperando ser atendidas; cuando el dependiente está disponible, tímidamente se acerca una de ellas al mostrador y, en ese momento, la otra le espeta, con mirada desafiante y gesto adusto: "¡Me toca a mí!" y, dirigiéndose a su acompañante, dice: " Hay que ser asertiva, ¿no?" ¿Realmente pensáis que esta señora tuvo una actitud asertiva?

La definición de Olga Castanyer (2007. La asertividad: expresión de una sana autoestima. Desclee de Brouwer. 26ª Edición) que proponemos en el curso dice así: capacidad de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás. Es decir, expresando nuestras opiniones, deseos, etc. con respeto por uno mismo y por el otro, sin pasividad y sin agresividad, moviéndonos en un terreno donde todos ganemos, en mayor o menor medida.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: