Cuidando la Comunicación

"¡Dime algo bonito y verdadero!"

 

Dame un refuerzo,

 

(¡Anímame, aliéntame, dame espíritu!)

Dime un halago

(Halagar, según la Real Academia de la Lengua, significa Dar a alguien muestras de afecto o rendimiento con palabras o acciones que puedan serle gratas),

Dame una caricia

(Según Erik Berne, las cinco reglas de la felicidad son las siguientes:

No des caricias negativas

No aceptes caricias negativas

Da caricias positivas

Acepta caricias positivas

Pide caricias positivas).

Porque voy a estar más dispuesto a colaborar al demostrarme tu aprecio,

porque voy a estar más proclive a cumplir con las buenas expectativas que tú tienes sobre mí,

porque vas a reforzar mi autoestima y, al hacerlo, (como apunta Bimbela, entre otros), me sentiré más capaz de intentar cambios de comportamiento, me sentiré más capaz de tomar decisiones, me sentiré más confiado a la hora de decirte cosas de mí que considero mejorables, me sentiré menos “atacado” cuando se me hagan críticas o se me pida algún cambio de comportamiento…

Por todo  eso, ¡refuérzame, halágame, acaríciame… dime algo bonito y verdadero!

(Para hacerlo, ten ojos también para todo lo positivo que hay en ti y en los demás)

 

http://cuidando-comunicacion.blogspot.es/img/Dime_algo_bonito_y_verdadero.jpg 

Comentarios

Todos tenemos "algo bueno".En nuestro camino conocemos a mucha gente, muchos pasan desapercibidos porque no nos hemos parado a mirar más a dentro.Os animaría a intentarlo , a veces encuentras personas estupendas y también cuando descubres por ejemplo un suave matíz de dulzura en alguien que había pasado desapercibido , se lo dices , lo compartes y te sientes más cerca de ser feliz.

Gracias Pilar

Añadir un Comentario: